Unidades del Ejército sirio, en colaboración con expertos rusos en el desminado, continuaron su desactivación de las minas y artefactos explosivos colocados por los terroristas de Daesh en Deir Ezzor.

El corresponsal de SANA en Deir Ezzor dijo que unidades de la ingeniería siria y rusa que operan en Deir Ezzor hallaron grandes cantidades de minas que los terroristas las camuflaron en cajas pequeñas, juguetes de niños, paquetes de tabaco, y en otras cosas.

Uno de los jefes militares informó que una parte de las armas descubiertas es de fabricación estadounidense e israelí, además de cientos de proyectiles de diferentes tipos, municiones, y otras armas de la OTAN y países occidentales.

Las armas incluyeron blindados, artillería, grandes cantidades de antiblindados, además de un cañón de 155 mm de calibre, cuyo alcance llega a 40 Km, además de tanques, coches bomba, y dispositivos modernos de telecomunicaciones, prismáticos nocturnos, y aparatos de vigilancia y seguimiento.

En el mismo contexto, el jefe de una división rusa para el desminado, Yevgeniy Misak, señaló que los equipos de la ingeniería continúan su trabajo en inspeccionar todo el territorio liberado.