El jefe de la delegación de la Plataforma de Moscú de la oposición siria, Mohammad Deliqan, afirmó que “la filtración del documento de Washington busca sabotear la conferencia de Sochi”. Él dijo en unas declaraciones a la cadena Al Mayadin que el documento es “un mandato neo-colonial norteamericano sobre Siria”.

Deliqan subrayó que “el documento incluye detalles muy precisos sobre la constitución y el régimen de Siria. Es un instrumento de la tutela norteamericana”.

Según Deliqan, “el documento está en contradicción con la resolución 2254 de la ONU y, en consecuencia, es hostil al proceso de negociaciones de Ginebra”.

Él hizo hincapié en que “Washington no quiere alcanzar una solución política en Siria y busca utilizar a los adversarios de la misma”. Él agregó que “la conferencia de Sochi es un paso hacia el fortalecimiento de la participación de grupos que habían estado ausentes en el proceso político”.

En este contexto, según Al Mayadin, “existen grandes diferencias entre los partidos de oposición sirios con respecto a la participación en Sochi”. El canal agregó que “una gran mayoría de la delegación de la oposición rechaza el documento de Washington”.