La agresión turca contra la zona de Afrín, en norte de Siria, sigue cosechando más vidas y causando más destrucción en dicha zona y en los pueblos circundantes.

En este contexto, fuentes civiles informaron que la artillería del régimen turco y la de sus mercenarios bombardearon esta mañana el pueblo de Sharkan, causando heridas a un hombre de 80 años, y a una mujer de 70 años.

Asimismo la infraestructura de los pueblos de Qastal Mekdad y los alrededores de Barkashe, al-Aktaa y al-Khalil sufrieron colosales daños a consecuencia del continuo bombardeo por parte de las fuerzas del régimen turco que utilizaron diferentes tipos de armas en su agresión.