Cientos de mujeres sirias en Afrin se manifestaron el miércoles 14 de febrero para denunciar la intervención del ejército turco y los mercenarios pro-Ankara en esta región del norte de Siria.

Los medios sirios que informaron sobre el evento dijeron que los manifestantes pidieron el fin de la ocupación turca de la provincia de Alepo.

Este no es el primer evento de este tipo organizado por los kurdos. Los residentes de Afrin salieron a las calles la semana pasada para denunciar los bombardeos del ejército turco y sus aliados terroristas contra el territorio sirio.

En Afrin, los kurdos se sienten desilusionados abandonados por los estadounidenses y los rusos. De hecho, los manifestantes corearon lemas como “Afrin es parte de Siria” y “La nación siria está unida y es solidaria”. Mientras que la ayuda y las armas se envían a Afrin bajo escolta del Ejército sirio.

Miles de residentes de las regiones kurdas de Kobane, Manbiy y Tel Abyad también participaron en este evento.

El 20 de enero, el ejército turco lanzó su operación militar llamada “Rama de Olivo” en Afrin, en el norte de Siria. Es una operación militar que involucra a terroristas del llamado Ejército Sirio Libre junto al ejército turco.

Portavoz de las YPG: El Ejército sirio puede entrar en cualquier parte de Afrin

Por su parte, el asesor de medios de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), Rizan Haddou, dijo a Al Mayadin TV el viernes que el Ejército Árabe Sirio (SAA) puede estar presente en cualquier parte de la región de Afrin.

Haddou le dijo al canal libanés que el YPG aplaudió al Ejército sirio por derribar el F-16 israelí la semana pasada y agregó que esperaba que derribara aviones de combate turcos también.

El asesor de medios de YPG declaró que Afrin es territorio sirio y parte de Siria, por lo que el Ejército sirio puede ingresar a esta región en cualquier momento.