El corresponsal de Al Mayadeen informó que el despliegue del ejército sirio en Afrin ha entrado en la fase de su implementación y ya se comienza a ejecutar en el marco de pocas horas, a raíz de la declaración de una fuente siria interesada directamente en dicho proceso, quien ha asegurado que el entendimiento continua y los preparativos logísticos para dicha entrada están en marcha.

Nuestro corresponsal reveló que el Estado sirio defendía la región de Afrin incluso antes del despliegue esperado de su ejército, mientras una delegación civil de la región de Cheikh Maksoud y Manbij ha entrado a Afrin para ofrecer su apoyo, y añadió que “la entrada del ejército a Afrin se complementa con la resistencia y firmeza de las Unidades de la Protección del Pueblo contra la ofensiva turca”.

Los medios kurdos informaron igualmente que el ejército sirio desplegará fuerzas militares en las próximas horas en el enclave de Afrín, en la norteña provincia de Alepo, con el objetivo de proteger las fronteras con Turquía.

Según representantes de la milicia de Unidades de Protección Popular (YPG), los uniformados de Damasco entrarán este lunes o a más tardar mañana en la ciudad de Afrin, donde las fuerzas invasoras turcas desarrollan operaciones militares contra milicias kurdas.

Sheijo Bilo, uno de los líderes del Partido Unión Democrática, respaldado por las YPG, manifestó que tal despliegue de las tropas gubernamentales en Afrin se da en el marco de un reciente acuerdo militar entre ese ente y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), aliadas de las Unidades de Protección Popular.

El convenio incluye también que los kurdos entreguen al ejército sirio sus armas pesadas y medianas y que el Estado de esta nación mesoriental recobre el control y administre nuevamente las instituciones en Afrín.

Joan Al-Hamu, asesor de prensa de las YPG, declaró a Al-Mayadeen que los kurdos aceptarán cualquier alternativa en aras de preservar a Afrín, excepto la invasión turca.

Fuentes militares sirias informaron por su parte al canal televisivo Al-Khabar, que el ejército de este país árabe acelera preparativos logísticos para el envío de sus tropas a la zona de conflicto con las tropas militares de Ankara.

Según esas fuentes, las tropas gubernamentales defenderán a Afrín del invasor turco y desplegará baterías antiaéreas en la demarcación para crear una zona de exclusión aérea e impedir que los aviones de guerra de Ankara sobrevuelen el territorio sirio.

El 19 de enero último tropas turcas y sus acólitos de grupos radicales como el Ejército Sirio Libre iniciaron la operación Ramo de Olivo en Afrín para destruir a las YPG y establecer una zona de seguridad en su frontera con Siria.

Para el desarrollo de sus planes, el gobierno turco empleó el pretexto de que fuerzas estadounidenses, acantonadas de forma ilegal en territorio sirio, formarían a unos 30 mil efectivos kurdos encargados de la protección de la norteña frontera entre ese país y Siria.