La cifra de víctimas mortales durante la última semana contra esta capital y sus alrededores por ataques terroristas con morteros asciende a 36 muertos y más de 200 heridos, contabilizaron el miércoles fuentes médicas citadas por la agencia Prensa Latina.

El director de Medicina Forense en Siria, Zaaher Hayyo, manifestó en declaraciones al diario sirio Al Watan que la mayoría de los occisos son jóvenes y mujeres.

También precisó que numerosos lesionados tuvieron que ser ingresados ya que se encuentran en estado de salud grave.

El directivo de salud comunicó además que los ataques con morteros contra Damasco desde 2012 provocaron la muerte de casi 14.000 civiles.

Los grupos terroristas lanzan con frecuencia desde la cercana región de Guta Oriental, cohetes y morteros contra poblaciones civiles en Damasco y zonas aledañas, con el objetivo de atemorizar a la población y destruir valiosas infraestructuras.

Actualmente, en medio de una tregua humanitaria decretada recientemente por Naciones Unidas, el ejército sirio mantiene cercados a las formaciones extremistas en Guta Oriental y otros territorios sirios.