El ministro de Industria de Cuba, Salvador Pardo Cruz, ha resaltado las victorias cosechadas por el Ejército sirio frente a los grupos terroristas, que, según indica, marcan el fracaso del imperialismo global, en una clara alusión a Estados Unidos, país patrocinador de los extremistas en Siria y toda la región.

“Siria es la primera línea de defensa contra el imperialismo mundial”, ha declarado este miércoles el titular cubano mientras aseguraba el triunfo del Gobierno sirio frente a las bandas terroristas y sus patrocinadores.

Pardo Cruz, que realizaba estas afirmaciones durante una reunión celebrada en La Habana, capital cubana, con el embajador sirio en Cuba, Idris Mayya, ha subrayado, asimismo, las relaciones existentes entre ambas naciones, en especial en los ámbitos económico e industrial.

El diplomático sirio, a su vez, al recordar que la prolongada guerra en Siria, iniciada en 2011, ha causado grandes daños a la infraestructura y las instalaciones económicas del país árabe, ha agradecido el apoyo de la isla caribeña a Damasco en momentos de reconstrucción.

“La etapa de reconstrucción ha iniciado en la mayoría de las áreas y ciudades sirias, a la vez que cientos de fábricas y manufacturas han reanudado su producción después de que el Ejército de Siria restableciera la seguridad y la estabilidad allí”, ha destacado Mayya, informa la agencia siria oficial de noticias, SANA.

Cuba siempre ha manifestado su apoyo al pueblo y al Gobierno de Siria, y en varias ocasiones ha enviado cargamentos de vacunas y productos médicos al país árabe.

De igual modo, La Habana ha censurado los intentos de “intervención extranjera” en Siria por parte de varios Estados occidentales, encabezados por EE.UU., que, so pretexto de luchar contra el terrorismo, mantienen una presencia militar ilegal en el país árabe.