Los estados imperialistas EE.UU, Gran Bretaña y Francia han intensificado su agresión contra nuestra patria durante los últimos años. Las fuerzas armadas de estos países lanzaron una lluvia de cohetes hacia varios lugares de nuestra tierra la mañana del 14 de abril del 2018. Nuestras valientes fuerzas armadas se enfrentaron a esta agresión colonial y derribaron muchos de los misiles lanzados por las fuerzas agresoras.

Esta escalada de la brutal agresión colonial con pretextos falsos, en respuesta a las victorias logradas por nuestras fuerzas armadas contra los proxies de los colonos, refuerza a sus grupos criminales y hace peligrar la seguridad de la capital de nuestra patria, Damasco.

Esta agresión es una prueba de la incapacidad de los colonos y sus proxies para derrocar a nuestra patria, la meta que se han propuesto para fortalecer su dominio colonial sobre nuestra región y, de hecho, sobre todo el  mundo. Esta agresión es una nueva página al registro negro del colonialismo estadounidense, británico y francés, que está lleno de crímenes contra los pueblos del mundo y contra toda la humanidad. El ente sionista de Israel también contribuye a sus crímenes.

Esta agresión imperialista sionista no disuadirá a nuestro pueblo sirio, que hace tiempo que lucha en contra de los colonos y se distingue en su anhelo de libertad, por su determinación de defender la patria y la soberanía nacional y la integridad territorial de la patria.

La historia nos muestra que en todas nuestras grandes batallas con los colonizadores occidentales salimos victoriosos. Derrotamos las invasiones y Siria fue un baluarte contra el colonizador francés. Ahora está abordando valientemente la tiranía del imperialismo y los crímenes de sus oscuros proxies.

Nuestro pueblo triunfará en la unidad de su clase nacional ante los abominables agresores.

Nuestra causa es justa y la victoria será nuestra.

¡Siria no se arrodillará!

Damasco, 14-4-2018

Comité Central del Partido Comunista Sirio