El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bajo los auspicios del presidente Bashar al-Assad, la Unión General de Sindicatos Obreros ha realizado un acto obrero central en la sede de la Empresa Comercial Industrial Unida “Khumasiya” en Damasco por el Día Internacional de los Trabajadores.

El representante del presidente al Assad en este evento, el secretario adjunto del Partido Árabe Socialista de al Baath, Hilal al Hilal, señaló que las manos que construyeron la Nueva Siria reconstruirán lo que destruyó el terrorismo, agregando que la clase obrera siria está capacitada y calificada para jugar el papel principal en este proceso vital.

Al Hilal rindió homenaje a los obreros sirios quienes perdieron su vida mientras desempeñaban su trabajo en medio de duras y peligrosas condiciones.

Consideró que la victoria del Ejército sirio es una victoria para todos los defensores de las causas justas de los pueblos, afirmando que Siria marcha con constantes pasos hacia lograr la victoria histórica que transformará todas las ecuaciones tanto en la región como en el mundo entero.

Dirigió un saludo a los héroes del Ejército sirio y a las almas de nuestros mártires, así como a todos los dignos quienes apoyaron a Siria en su justa guerra contra el terrorismo y sus patrocinadores.

Por su parte, el presidente de la Unión, Jamal al-Qadiri dijo: “esta celebración viene al ritmo de los triunfos de nuestro ejército árabe sirio que demuestra que es dueño de la palabra decisiva sobre el terreno y agrega cada día un nuevo capítulo de heroísmo a lo largo de la patria y a la historia de Siria”.

“La celebración de este día por nuestros trabajadores junto a los trabajadores de la patria árabe y el mundo es una celebración por el triunfo de los valores y principios y rechazo de la injusticia, la explotación, la tiranía, la injusticia y el terrorismo, y por conmemorar a los mártires de los trabajadores y obreros que dieron su vida por la conquista de derechos obreros legítimos”.