El cuento de nunca acabar: persisten en la idea de destruir Siria y Oriente Medio.

El pueblo sirio, mujeres y hombres de todas las etnias y confesiones, unidos ante la agresión.

Érase una vez un heroico pueblo que entre sus diferentes confesiones y etnias, conformaban la nación más progresista y tolerante de Oriente Medio. Su gobernanza se basaba en forma de república y como todas las naciones-estado del mundo, tenía cosas que debieran mejorarse, pero la cohesión entre su pueblo, ejército y organizaciones gubernamentales y civiles era y es admirable. Pese a quien le pese. Es y ha sido un país de diferentes, pero con un proyecto común al que todos se han unido desde siempre, exceptuando algunos radicales primos hermanos de los de los trenes de Atocha o la furgoneta de Las Ramblas.

A este colectivo de reaccionarios, algunos medios y pseudo-expertos los llaman rebeldes cuando están violando y decapitando por aquellos meridianos. Luego si por un casual vuelven a casa, los meten en prisión por pertenencia y vinculación extremista. Curiosa la paradoja. Lo lamentable es que países, gobiernos y su maquinaria blanquean sin parar la imagen de esta lacra. Les cuelgan etiquetas como moderados, luchadores por la libertad, hombres de Dios y demás calificativos. Mientras tanto, allí en el terreno, lo que cuelgan los fascistas es a gente del cuello para rajarles el abdomen y vaciarles las entrañas para grabarlo con sus Iphone7.

El país del que hablo es la República Árabe Siria, y el pueblo al que le están vaciando las entrañas desde hace más de 7 años es el pueblo sirio. Digo el pueblo sirio sin añadir más características, porque allí no han importado las peculiaridades de cada individuo fuese cristiano, asirio, chií, kurdo, sunita o armenio. Tensiones y roces los ha habido pero el entendimiento de aquel pueblo épico y resistente debiera ser un ejemplo de fraternidad para toda la humanidad.

El pueblo sirio lleva soportando más de 7 años de brutal agresión y pagando el precio más alto, la sangre de sus mujeres y hombres y generaciones perdidas en el camino. Un pueblo y sociedad rotas que por encima del dolor sigue resistiendo estoicamente y con más determinación y fuerza que en todos estos años.

Esclavos creados por la OTAN y los pseudo-expertos de los medios de comunicación o mercenarios de la intoxicación.

Es lamentable ver cómo los 500.000 muertos y cerca de 12 millones de desplazados no sean suficientes para parar esta salvajada. La guerra cada vez que parece llegar a un fin próximo o cercano, sube un escalón para alejar el fin del conflicto otros 5 años más y añadir otro medio millón de muertos más. Da miedo pensar que tras las buenas palabras y los trajes con corbata de occidente siguen escondiéndose las ansias colonialistas que tuvieron conquistada Siria y junto a ella al resto del planeta. Han cambiado discurso y vocabulario, pero son la misma escoria que cortaba el escroto a los hombres argelinos metiéndoselos en la boca mientras violaban a mujeres y niñas para luego seccionar los pechos a éstas Esa sanguinaria basura xenófoba es la creadora de los esclavos en Libia y de la destrucción de la prospera nación socialista de Muammar Gadafi y único sustento de la África negra. Las elegantes élites y sus vasallos son los exportadores y defensores de revoluciones de colores, primaveras árabes, levantamientos libertarios varios y sublevaciones por los derechos individuales solo en los países reacios o no del todo amigos de occidente y el tio Sam. Libia, Iraq, Ucrania, Venezuela, Nicaragua, Irán, Siria, Corea del Norte o Cuba. ¿No lo ves? Huele raro hasta para el más despistado, ¿o no?

La otra Manada.
Ben Salman, “el moderno” y Felipe “el preparao”

Hace unas semanas Trump dijo que abandonaría Siria porque no pintaban nada allí, ya que el ISIS estaba derrotado. Acto seguido al tuit de POTUS (Trump), la entidad sionista de Israel, que en otra ofensiva en territorio palestino escapaba como tantas otras veces de la mirada internacional pese a las dolorosas imágenes de niños asesinados… recriminaba dicha declaración con un cinismo inigualable. No tardo en sumarse el “moderno” Príncipe saudí, Ben Salman. Un príncipe que se paseó por todo occidente extendiendo una ingente suma de contratos para Reino Unido, Francia, España o Estados Unidos. El Ibex35 aplaudió la visita tanto o más que M. Rajoy o el clan de los Borbón. Los medios, los expertos y los gobiernos olvidaron mencionar las masacres sionistas o como los saudíes aplastan a miles de civiles sin nada que comer ni beber en Yemen, sitiados y viviendo en un campo de concentración mientras los F16 de la coalición y occidente les abrasan y amputan los miembros y la propia vida. Tampoco importa que batiesen el récord de decapitaciones o que ejecuten a mujeres por brujería. Shhh… callemos, que a la élite les dejan regalitos.

 

No se hizo esperar el bascular del misógino y estúpido Trump. Mientras el ejercito árabe sirio negociaba con las bandas islamo-fascistas para evacuar la zona y liberar las últimas bolsas de Ghouta/Douma… los grupos patrocinados por Arabia Saudí rompieron los acuerdos y sorpresivamente hubo un ataque químico “gubernamental” contra toda lógica y táctica y con la esperada respuesta de Trump, May y Macron. Semi cómico el circo. Cosas de los nietos y nietas de los colonialistas que cortaban pechos y penes. Lo triste de ésta historia es que los medios callaron lo que vendría después… silenciaron que se demostró que no se produjo tal ataque y que incluso se encontraron a los afectados por los ataques químicos donde reconocían haber sido utilizados por los mercenarios para culpar al gobierno. Una vez más, se repite el déjà vu químico. Tampoco nos cuentan que los asesinos sionistas de Israel bombardearon directamente a Irán y a sus asesores que luchan en Siria contra el ISIS, buscando una respuesta de la nación persa y que no llegó. Tampoco nos cuentan que el marido de Theresa May y asesor de la Primera Ministra, Philip May; es accionista de una empresa armamentística (Lockheed Martin) donde hace escasos meses adquirió un mayor porcentaje y sorpresivamente los misiles que Trump calificó como “bonitos y nuevos y elegantes” eran de su firma, con un coste por misil de 1 millón de euros. Su empresa se disparó, alcanzando cotizaciones en bolsa tras el ataque de hasta +8 puntos. No mencionan ni los medios conservadores ni los progresistas que Macron ha enviado a las tropas francesas a “ayudar” a los kurdos invadiendo la soberania de un país, pasándose la aprobación del Parlamento y toda la Legalidad internacional por el Arc du Triomphe, nunca mejor dicho. No he visto en los informativos de hoy nada al respecto ni he visto la repulsa de periodistas y autoproclamados intelectuales y expertos en Oriente Medio condenar el ataque israelí de ayer noche. Un ataque anglosajón o sionista (no dan la cara, nadie se lo atribuye) donde se reportan decenas de muertos y habrían atacado una base militar y la estación de bomberos para que no hubiese ni sofocación de llamas ni rescate de las víctimas. Ése es el asqueroso y repulsivo nivel que tienen. Además, el ataque se dió tras visita del asesino Pompeo a su primo sionista Netanyahu con llamadita a Trump incluida. Curioso, ¿no? Sorprendente es también el silencio ruso a ése ataque israelí, que buscaba sin duda ninguna asesinar a personal iraní buscando una vez más una respuesta de la Guardia Republicana Iraní. Dicho sea de paso, los misiles de defensa antiaérea S300 que Putin prometió for free (gratis) a Siria tras el ataque de los misiles “bonitos y elegantes” de Trump comprados al marido de Theresa May tampoco acaban de llegar a Siria. ¿Se habrán confundido de dirección o es que la Duma, infestada de sionistas, ha parado la entrega so petición expresa del lobby judío ruso? Tampoco se dice nada de las hazañas “democratizadoras” que están haciendo los rebeldes moderados sirios apoyados por la Turquía de la OTAN en el cantón de Afrin, donde hasta la fecha estuvieron libres de la guerra y ahora ven como luchadores por la libertad apoyados por occidente por más de 7 años, siembran miedo y dolor. Tambien está el tema de cómo las tropas gubernamentales están liberando el campo de refugiados palestinos de Yarmouk al sur de Damasco de las garras del ISIS y demás grupos reaccionarios, pero Occidente y sobre todo los medios, omiten que en ésa lucha miles y miles de combatientes palestinos están ayudando al ejército sirio en liberar la bolsa takfirie. No nos lo cuentan porque saben que la población mundial y en especial la occidental, siente gran simpatía y empatía por la causa palestina y no quieren decir que la causa palestina apoya a Damasco y a la causa siria. No quieren mostrar que Palestina y Siria confluyen, que uno es lo otro y viceversa. Son muchas las cosas que omiten y no nos cuentan en general, pero lo de esta guerra supera todos los límites. La intoxicación y desinformación es brutal, el Imperio sustentado en el capitalismo patriarcal global intenta desactivarnos y que queden lejos los “no a la guerra” de hace unos años. De hecho, hay que reconocer que lo han conseguido.

Esto es lo que esta haciendo la brutal coalición anglo-saudí en YEMEN. Niños atacados y desnutridos con la complicidad y el silencio internacional.

Porqué, ¿os suena algo sobre los roces que hay entre las FDS kurdo-árabes y milicias aliadas de Damasco al este del Éufrates? ¿Qué hacen las YPG/YPJ kurdas en los pozos gaso-petroliferos de Al Omar o Conico (lejísimos de Rojava) mientras Turquía masacra y amenaza a sus hermanas y hermanos en el norte y destruye el confederalismo democrático enviándolo al medievo reaccionario? ¿Porque construye la USAF americana y el CENTCOM la mayor base de operaciones en Siria allí con la excusa kurda? ¿Quién retiene o maneja a las milicias kurdas para que no combatan con todo su poderio a Turquía en el norte? El colonialismo siempre ha actuado así, desde África a Latinoamérica pasando por Oriente, dividir y separar. Crear enemigos y enemistando a los pueblos de la zona para que perdure la ruina y la destrucción por los siglos de los siglos, amén. Yo no he oído nada sobre la declaración que hará Netanyahu hoy a la noche, ¿y tú has oído algo? Dicen que viene un bombazo y una notición, podría tener que ver con Irán. ¿Seguro? ¿Irán? Ufff… que raro. Una Irán que en Siria lo único que hace es luchar contra los islamo-fascistas porque sabe que la República Islámica de Irán es la siguiente en la lista de injerencias y el caramelito más deseado por el Imperio. Ese fue el motivo y la razón por la que tumbaron a Mossadegh en su dia colocando al sátrapa del Sha. No les gustó que lo cambiasen por una teocracia hostil hacia EE. UU. e Israel y uno de los más fieles amigos de los palestinos, los sirios o los iraquíes en la actualidad. Veremos que dice “Benjamín el loco corrupto” (Netanyahu). Ayer había rumores que apuntaban a que los iraníes tenían armamento nuclear en experimentación bajo supervisión norcoreana o alguna otra chorrada en base a los acuerdos nucleares para justificar a Trump que tumbe el pacto, como si no se supiese que lo iba a derogar desde que entró en la Casa Blanca… ahora es cuando debiéramos empezar a llorar o directamente reírnos hasta terminar en el suelo. Lamentable y paupérrima la historia y el cuento para no dormir. Lo malo será que algún “esperto” o “intelestual” nos lo justificará con imágenes satelitales sacadas del despacho de George Soros o el Pentágono y el Mossad.

Pompeo y Netanyahu, la élite sionista decidiendo que hacer con los pueblos del mundo.

Puede sonar un tanto alarmista, incluso cómico, pero os invito a valorar las noticias y a auto-responderos a las preguntas que os lanzaba algo más arriba. Mientras esto ocurre, el ejercito árabe sirio y sus aliados siguen liberando el país de los mercenarios salafistas patrocinados por el imperio anglosajón y la OTAN, las democráticas petromonarquias del Golfo como los Saud y el pacífico y tolerante estado parasitario de Israel.

Pasan pocos días del triste aniversario de Gernika y no es casualidad que los mismos perros sigan mordiendo aunque cambien de collar, esta vez en Siria.

Pequeñita que no saldrá en los medios porque fue herida por los rebeldes moderados como Al Qaeda, Al Zinki, Rahman o ISIS.

Resiste Siria, ¡no pasarán!

Tinko, ez etsi!

Aritz SO para La Comuna