El presidente de la Asamblea Popular Hammoudeh Sabagh dijo que la presencia militar turca en el norte de Siria representa una agresión y una flagrante violación de las leyes internacionales, y agregó que Siria es capaz de defender su territorio.

Durante una reunión con el presidente de la Unión de Gobiernos Locales de Eurasia Hasan Cengiz y la delegación acompañante, Sabagh dijo que el jefe del régimen turco ha seguido una política agresiva hacia Siria desde el comienzo de la crisis.

Afirmó que ninguna parte externa tiene el derecho de interferir, presionar o tratar de influir en la voluntad del pueblo sirio.

Cengiz, a su vez, dijo que la guerra contra Siria viene en el marco del nuevo proyecto de Oriente Medio, cuyo objetivo es dividir la región, afirmando que los sirios son quienes determinan el futuro de su país y el mundo debe respetar este derecho y no interferir en sus asuntos internos.

Mientras que los miembros de la delegación expresaron su rechazo a la agresión tripartita contra Siria.