EEUU está construyendo una nueva base militar en una región desértica del este de la provincia siria de Deir Ezzor, informa la agencia FARS.

 

La noticia se hizo pública dos semanas después de que las Fuerzas Democráticas Sirias respaldadas por Washington afirmaran haber comenzado una operación contra el ISIS —organización terrorista proscrita en Rusia y otros países— en el este de Siria.

La nueva base estará equipada con sistemas militares avanzados y se ubicará en la ciudad de Al Sha’afa, en la provincia de Deir Ezzor. Su construcción se justifica como un movimiento de apoyo a las Fuerzas Democráticas Sirias contra Daesh.

Asimismo, según las fuentes citadas por la agencia las fuerzas estadounidenses y los rebeldes respaldados por Washington aseguran que los trabajos relacionados con la construcción de la supuesta base se deben a que están preparándose para una posible ofensiva contra los terroristas.

En abril las fuerzas estadounidenses ya informaron de la construcción de una nueva y avanzada base militar en el campo petrolífero de Al Omar, en el sudeste de Deir Ezzor, y de la transferencia de un gran volumen de armas y equipos como misiles, vehículos militares y elementos de construcción para desplegarse en los campos petrolíferos de Koniko, Al Omar y Al Jafreh.