Un comandante de seguridad del Frente al Nusra desertó recientemente del grupo yihadista hacia el Ejército sirio. Él era en realidad un agente de inteligencia sirio que trabajó durante años de trabajar detrás de las líneas enemigas en Idleb.

Según un informe local, el comandante de Al Nusra al que se conocía como Abu Jadijah Al Furtai regresó a las filas del Ejército sirio desde la zona rural de Idleb la semana pasada.

Según los informes, Furtai espió para el Ejército sirio y le proporcionó información sobre los movimientos del grupo en la provincia de Idleb.

Sus informaciones permitieron a la aviación siria localizar y destruir bases, depósitos de armas y otros objetivos valiosos de Al Nusra.

Algunos informes indicaron al principio que el antiguo comandante de Al Nusra había desertado y se había acogido a la amnistía del Estado sirio, pero fuentes de la oposición más tarde corroboraron los informes de que él fue, en realidad, un oficial de inteligencia del gobierno sirio.