Más de 30.000 civiles han vuelto a sus hogares en la ciudad de Dael en el campo nordeste de la provincia sureña de Deraa.

Según fuentes en la gobernación de Deraa, los civiles retornados habían abandonado sus hogares a consecuencia de los actos criminales de los grupos terroristas.

El alcalde de Dael, Yussef Hariri, dijo que la situación en la ciudad está volviendo gradualmente a la normalidad, y han vuelto a funcionar varias instituciones estatales como la comisaria de policía y el registro civil, y se reanudaron las obras de rehabilitación de la infraestructura de servicios.

Reveló que “la población de la ciudad cayó a 20.000 personas durante la ocupación de los terroristas, y hoy en día ya viven en ella unas 50.000 personas”.

La ciudad de Dael en el campo norte de la provincia de Daraa se incorporó el viernes pasado a la reconciliación después de la entrega de los armados.